Mi proyecto vital

Mi sitio
Ésta es una entrada atípica en un blog no típico de Abap y Sap, escrito por una atípica consultora Sap, con lo cuál, todo es porque tiene que ser así y se crece porque se está vivo y se está vivo porque se nace cada día.

Soy informática vocacional, no soy maestra ni soy cirujana ni soy pastora de la iglesia evangélica, pero me formé en ésta profesión durante 4 años con la ilusión de ejercer mi profesión y hacerme un hueco entre la multitud de empresas de consultoría y entre los clientes ávidos de innovación y calidad. Busco mi sitio en un mundo de negocios donde el más fuerte se come al débil, donde las etapas o ciclos se suceden, donde los ciclos más bajos nos permiten tener los pies en el suelo y afrontar las dificultades con creatividad. Utilizo las herramientas que están a mi alcance para marcar la diferencia y ocupar un lugar en vuestro mundo, creo un sello diferenciador del resto porque mi "informática", mi trabajo, está claramente ligado a la satisfacción que en mi día a día supone, entregarme a la vocación de hacer de la tecnología un mundo más humano.

Mi experiencia como informática en España desde que me hicieron aquella foto de la orla horrorosa donde me río de mi misma porque parezco Harry Potter, es que hay una gran diferencia entre el trabajo de campo en cliente y los negocios. Se intenta mejorar los procesos, ahorrar costes, optimizar recursos, se intenta vender y se intenta hacer de la consultoría un negocio en auge desde hace bastantes años, pero... la informática es y será siempre cuestión de unos y ceros, de ceros y unos, cuestión simple!!! Es un yin y yan donde lo importante para alcanzar las nubes está en "crear equilibrio".

Renovación

Los que estamos aún en pañales como yo, creemos que en éste momento acaba de empezar todo, que no nos podemos quitar los pañales todavía para ocuparnos de andar, con lo cuál, mi día a día actualmente se centra en crecer, en empezar, borro todas las creencias no útiles del pasado y empiezo cada día de nuevo porque el avance se encuentra en la renovación. Como en la fábula del águila que cerca de los 40 años se arranca el pico en un proceso muy doloroso que dura semanas, cuando le crece el pequeño pico de nuevo se arranca las uñas con dolor y cuando tiene pequeñas uñas se arranca las plumas para... desde una renovación completa volar durante 30 años más.

Estoy actualmente en éste proceso tan creativo de diseñar mi marca personal, de trabajar para mí y por mí, de creer más que nunca en el ciclo de la vida donde una experiencia como la que estoy viviendo yo y muchos compañeros de profesión están incorporando a su memoria vital para aprender y crecer y seguir volando donde los sueños de ceros y unos se hacen realidad sobre las nubes de algodón de SAP, de Java, de Html, de C++, de Cobol, de llámese X y despéjala mañana cuando tenga claro que en éste mundo, sobrevive quien innove y entienda que los nuevos paradigmas que se están creando actualmente gracias a la legislación laboral española permiten una nueva visión para quienes quieran verla y trabajar con el mundo a sus pies.

Las personas que han formado parte de mi historia laboral y las que forman parte en éste presente y que formarán un futuro a mi lado, están dentro de mi circuitería informática, con amor, porque donde se pone amor se recibe amor y no cejaré en mi empeño de poner alma en ésta profesión donde la procrastinación está a la orden del día y ... otras cosas.

Gracias por leer ésta última línea y las previas. Gracias por formar parte de mi historia vitalaboral, la que escribo con ceros y unos todos los días desde hace cerca de 20 años.

¿Me compras?

P.D.: Procrastinación: (del latínpro, adelante, y crastinus, referente al futuro) o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables.


2 comentarios:

  1. Hola! Muchas gracias por tu blog. Es estupendo y para los que nos estamos iniciando en SAP no puede ser más claro y conciso. Enhorabuena por tu trabajo, los que estamos cerca de los 40 nos sentimos identificados con la fábula del águila.

    Saludos desde Cáceres.
    Pedro Jiménez
    pedro.jimenez@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pedro por tus palabras. Saludos desde Madrid.

    ResponderEliminar